lunes, 7 de diciembre de 2015

Mi extraña Obsesion

Unas veinte paginas he dedicado a describir esas locuras que por mi cabeza rondaban cuando acababa de estar con el, o simplemente cuando sentía la profunda necesidad de ir corriendo tras él aunque estuviera a miles de kilómetros de distancia.Los títulos que he ido poniendo a todas estas palabras sueltas que se me han ido ocurriendo por mero aburrimiento y mucho tiempo libre son: (todos ellos reflejando mi estado de animo), Pensar Iluso,Días de pensar,Razones, entre otros.

AC.JR. Nunca tuvieron tanto sentido para mi estas siglas hasta que llegaste tú. Al principio solo eran mis iniciales, pero luego se convirtieron en las nuestras sin que siquiera tú te dieras cuenta.

No puedo evitar dejar de pensarte, olerte o ver tu cara en la de otro desconocido. Te siento como una necesidad urgente, en algunos casos, como un bien necesario. Será porque me empeño en ser una masoquista estúpida que no soporta la idea de no volver a verte y por ello caigo en la tentación de hablarte, de volver a lo de siempre que no va más allá, que no tiene otra meta que la que hasta ahora siempre ha tenido. Ya sea por una cosa u otra te niegas a ponerle otro nombre que no sea el de ``amigos´´. Pero yo soy la culpable, Culpable por pensarte de una manera que quizás no seas, por modelarte mentalmente como mi hombre perfecto, por atribuirte esas cualidades que posiblemente tienes pero que no me muestras y eso hace que tan solo sean producto de mi imaginación...

Cuando estoy contigo no se si soy yo, o si soy lo que yo creo que tu quieres que yo sea. Porque soy insegura y no me conozco a mi misma. Aún no he aprendido a estar sola como me aconsejó una tocaya.

Escribo en segunda persona como si él fuera a leer esto, como si tuviera una ardiente necesidad de que se diera cuenta de todo lo que pasa en mis adentros. Porque siempre tengo historias mentales para contigo, siempre te imagino de una forma u otra de las maneras mas cotidianas que uno se pueda imaginar a alguien o de la manera mas fantástica, como si de una película ridícula y cursi se tratase.

Me siento atrapada en esta historia que no va a tener un final feliz digno de dos enamorados, porque en caso de haber amor la enamorada será una sola y ya sabemos quien.

Si esto no es una obsesión que me analice más a fondo un Psicólogo, porque desde hace aproximadamente un año o más, te has convertido en eso que llegó a mi vida para ocupar tiempo en mi mente.